Alimentación Infantil | Buscarfarmacia.es Blog

¬ŅEl pecho o el biber√≥n?

Elegir entre amamantar o alimentar con una fórmula a tu bebé es una de las primeras decisiones que los futuros padres se hacen. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la lactancia materna como la mejor para los bebés. La lactancia materna ayuda a proteger contra las infecciones, evitar las alergias, y proteger contra una serie de enfermedades crónicas.

Los expertos dicen que los bebés deben ser amamantados exclusivamente durante los primeros 6 meses. Más allá de eso, se anima a la lactancia hasta al menos 12 meses, y más si la madre y el bebé están dispuestos.

Aunque los expertos creen que la leche materna es la mejor opción nutricional para los bebés, la lactancia materna no es posible para todas las mujeres. Para muchas mujeres, la decisión de amamantar o alimentar con fórmula se basa en su nivel de comodidad, estilo de vida y las consideraciones médicas específicas que puedan tener.

Para las madres que no pueden amamantar o que deciden no hacerlo, la fórmula infantil es la alternativa. Algunas mujeres se sienten culpables si no amamantan, todavía tienes un vínculo con tu bebé bien. Después de todo, ya sea con leche materna o de fórmula, la alimentación es un momento importante de la relación entre la madre y el bebé.

La decisión de amamantar o alimentar con fórmula a su bebé es una decisión muy personal. Pero aquí hay algunos puntos que puedes tener en cuenta al decidir qué es mejor para ti y tu bebe.

Sobre la lactancia

La lactancia es una experiencia maravillosa tanto para la madre como para el bebé. Se proporciona el alimento ideal y una experiencia de unión especial que muchas madres lactantes aprecian.

√Čstos son algunos de los muchos beneficios de la lactancia materna:

Combate la infección. Los anticuerpos pasan de una madre que amamanta a su bebé pueden ayudar a disminuir la aparición de muchas enfermedades, entre ellas:

  • Infecciones del o√≠do
  • Diarrea
  • Infecciones respiratorias
  • Meningitis

Otros factores que ayudan a proteger a un bebé alimentado con leche materna de la infección por contribuir a sistema inmune del lactante mediante el aumento de las barreras a la infección y disminuir el crecimiento de organismos como bacterias y virus.

La lactancia materna es especialmente beneficiosa para los beb√©s prematuros y tambi√©n puede proteger a los ni√Īos contra:

  • Alergias
  • Asma
  • Diabetes
  • Obesida
  • El s√≠ndrome de muerte s√ļbita del lactante (SMSL)

Los bebés amamantados tienen menos infecciones y hospitalizaciones que los bebés alimentados con fórmula.

Nutrici√≥n y facilidad de digesti√≥n. A menudo llamado el ‚Äúalimento perfecto‚ÄĚ para el sistema digestivo de un beb√© humano, los componentes de la leche materna ‚Äď lactosa, prote√≠nas (suero y case√≠na) y grasa ‚Äď son f√°cilmente digeridos por el sistema inmaduro del reci√©n nacido.

Los beb√©s alimentados con leche materna tienen menos dificultad con la digesti√≥n que los beb√©s alimentados con f√≥rmula. La leche materna tiende a ser m√°s f√°cil de digerir por lo que los beb√©s alimentados con leche materna tienen menos casos de diarrea o estre√Īimiento.

La leche materna tambi√©n contiene naturalmente muchas de las vitaminas y minerales que requiere un reci√©n nacido. Una madre sana no necesita cualquier tipo de vitaminas o suplementos nutricionales adicionales, con la excepci√≥n de la vitamina D. La leche materna contiene algo de vitamina D, y la vitamina D es producida por el cuerpo cuando la piel se expone a la luz solar. Sin embargo, la exposici√≥n al sol aumenta el riesgo de da√Īos en la piel, por lo que se aconseja a los padres para minimizar la exposici√≥n. Como resultado, se recomienda que todos los beb√©s alimentados con leche materna empiecen a recibir suplementos de vitamina D durante los primeros 2 meses y continuar hasta que el ni√Īo consuma suficiente f√≥rmula fortificada con vitamina D o la leche (despu√©s de 1 a√Īo de edad).

Las empresas que producen leche de f√≥rmula son reguladas para asegurarse de que proporcionan todos los nutrientes necesarios conocidos (incluyendo la vitamina D) en sus f√≥rmulas. Las f√≥rmulas comerciales tratan de duplicar los ingredientes en la leche materna, pero no han alcanzado su combinaci√≥n y la composici√≥n exacta. ¬ŅPor qu√©? Dado que la leche es una sustancia viva que hace cada madre para su beb√©, un proceso que no se puede duplicar en una f√°brica.

Gratis. La leche materna no cuesta un centimo, mientras que la f√≥rmula si tiene coste. Y debido a las inmunidades y los anticuerpos pasados ‚Äč‚Äča ellos a trav√©s de la leche materna de sus madres, los beb√©s amamantados se enferman con menos frecuencia que los beb√©s que reciben f√≥rmula. Por ejemplo, los investigadores han determinado que los beb√©s que son amamantados exclusivamente tienen menos episodios de infecciones del o√≠do. Eso puede significar que hacen menos viajes al m√©dico, lo que equivale a un menor n√ļmero de copagos y menos dinero repartido por las recetas y medicamentos de venta libre.

Del mismo modo, las mujeres que amamantan tienen menos probabilidades de tener que tomar tiempo libre del trabajo para cuidar a sus hijos enfermos.

Diferentes gustos. Una madre que amamanta en general tendr√° 500 calor√≠as adicionales por d√≠a, lo que significa que ella debe comer una amplia variedad de alimentos equilibrados. Esto introduce los beb√©s alimentados con leche materna a los diferentes gustos a trav√©s de la leche de sus madres, que tiene diferentes sabores dependiendo de lo que sus madres han comido. Por la degustaci√≥n de los alimentos de su ‚Äúcultura‚ÄĚ, los beb√©s amamantados m√°s f√°cilmente aceptar alimentos s√≥lidos.

Conveniencia. Sin carreras en el √ļltimo minuto a la tienda para m√°s f√≥rmula, la leche materna esta siempre fresca y disponible. Y cuando las mujeres amamantan, no hay necesidad de calentar los biberones en medio de la noche. Tambi√©n es m√°s f√°cil para las madres que amamantan el ser activas ‚Äď se van fuera de casa ‚Äď con su beb√© y saben que van a tener comida disponible para cuando su peque√Īo tenga hambre.

Prevenci√≥n de la obesidad. Algunos estudios han encontrado que la lactancia materna puede ayudar a proteger al ni√Īo de la obesidad.

Beb√©s m√°s inteligentes. Algunos estudios sugieren que los ni√Īos que fueron exclusivamente amamantados tienen un coeficiente intelectual ligeramente m√°s alto que los ni√Īos que fueron alimentados con f√≥rmula.

Contacto ‚Äúpiel con piel‚ÄĚ. Muchas madres lactantes realmente disfrutan de la experiencia de la uni√≥n tan estrecha con sus beb√©s. Y el contacto piel a piel puede mejorar la conexi√≥n emocional entre la madre y el ni√Īo.

Beneficioso para la mam√°, tambi√©n. La capacidad de alimentar a un beb√© totalmente, tambi√©n puede ayudar a que una madre se sienta segura de su capacidad para cuidar de su beb√©. La lactancia tambi√©n quema calor√≠as y ayuda a reducir el tama√Īo del √ļtero, por lo que las madres lactantes pueden ser capaces de volver a su forma y peso de antes del embarazo m√°s r√°pido. Adem√°s, los estudios muestran que la lactancia materna ayuda a reducir el riesgo de c√°ncer de pecho, presi√≥n arterial alta, diabetes y enfermedad cardiovascular, y tambi√©n puede ayudar a disminuir el riesgo de c√°ncer de √ļtero y c√°ncer de ovario. En un estudio a largo plazo de los Institutos Nacionales de la Iniciativa de Salud de la Salud de la Mujer, las mujeres que amamantaron durante al menos 7 a 12 meses despu√©s de dar a luz ten√≠an un menor riesgo de enfermedad cardiovascular.

Retos Lactancia

A pesar de que es la mejor opci√≥n de alimentaci√≥n para los beb√©s y las madres, la lactancia materna viene con algunas preocupaciones de que las madres pueden compartir. Considerando que es f√°cil desde el primer momento, para algunos, puede ser un reto. A veces, la madre y el beb√© necesitan mucha paciencia y persistencia para acostumbrarse a la rutina de la lactancia materna. Pero todo el esfuerzo vale la pena en el largo plazo ‚Äď tanto para la madre y su beb√©.

Las preocupaciones comunes de las nuevas mam√°s, especialmente durante las primeras semanas y meses, pueden incluir:

  • Comodidad personal. Al principio, como con cualquier nueva habilidad, muchas madres se sienten inc√≥modas con la lactancia. Pero con una educaci√≥n adecuada, el apoyo y la pr√°ctica, la mayor√≠a de las madres superan esto. La conclusi√≥n es que la lactancia materna no debe doler si la madre recibe ayuda y orientaci√≥n.
  • Comprender que el dolor es normal la primera semana o 10 d√≠as, y deber√≠a durar menos de un minuto en cada toma. Pero si la lactancia duele durante toda la alimentaci√≥n, o si los pezones y / o senos est√°n doloridos, es una buena idea para las madres que amamantan a busquen a ayuda de un especialista en lactancia o su m√©dico. Muchas veces, es s√≥lo una cuesti√≥n de usar la t√©cnica adecuada, pero a veces el dolor puede significar que algo m√°s est√° sucediendo, como una infecci√≥n.
  • Tiempo y frecuencia de las tomas. No hay duda de que la lactancia materna requiere un compromiso de tiempo considerable de las madres. Por otra parte, muchas cosas que valen la pena en la crianza de los hijos lo hacen. Algunas mujeres pueden estar preocupadas de que la lactancia har√° que sea dif√≠cil para ellos para trabajar, hacer recados o viajes, debido a un programa de la lactancia materna o la necesidad de extraer la leche materna durante el d√≠a. Muchos de estos problemas pueden ser abordados en una visita de especialista en lactancia prenatal.

Los bebés amamantados no necesitan comer más a menudo que los bebés que son alimentados con fórmula, ya que la leche materna se digiere más rápido que la fórmula. Esto significa que la madre puede encontrarse a sí misma en la demanda cada 2 o 3 horas (quizás más, quizás menos) en las primeras semanas.

Esto puede ser agotador, pero una vez que la lactancia materna se ha establecido (por lo general dentro de un mes), otros miembros de la familia pueden ser capaces de echar una mano al dar al bebé leche materna extraída si la mamá necesita un descanso o se va a trabajar fuera del hogar. Y no pasa mucho tiempo antes de que los bebés se alimentan con menos frecuencia y duermen toda la noche (por lo general alrededor de 3 meses). Además, con un poco de organización y gestión del tiempo, se vuelve más fácil elaborar un horario para amamantar y / o el sacaleches.

Dieta. Las mujeres que est√°n amamantando deben ser conscientes de lo que comen y beben, ya que las cosas pueden pasar al beb√© a trav√©s de la leche materna. Al igual que durante el embarazo, las mujeres que amamantan deben evitar los pescados que son altos en mercurio. Si una mujer toma alcohol, una peque√Īa cantidad se puede pasar al beb√© a trav√©s de la leche materna. Tendr√≠a que esperar a amamantar por lo menos 2 horas despu√©s de tomarse una sola bebida alcoh√≥lica con el fin de evitar que pase algo de alcohol para el beb√©. El consumo de cafe√≠na debe mantenerse a no m√°s de 300 miligramos (de una a tres tazas de caf√© regular) por d√≠a para las mujeres que amamantan, ya que puede causar problemas tales como inquietud e irritabilidad en algunos beb√©s. Algunos beb√©s son lo suficientemente sensibles a la cafe√≠na como para tener problemas incluso con cantidades m√°s peque√Īas de cafe√≠na. Discuta estas situaciones con su m√©dico o especialista en lactancia.

Afecciones maternas médicas, medicamentos, y cirugía de mama. Condiciones médicas como el VIH o el SIDA o los que implican la quimioterapia o tratamiento con ciertos medicamentos pueden hacer que la lactancia materna sea insegura. Una mujer debe consultar con su médico o con un especialista en lactancia si está seguro de si debería amamantar con una condición específica. Las mujeres siempre deben consultar con el médico acerca de la seguridad de tomar medicamentos durante la lactancia, incluyendo los que compra sin receta médica y las medicinas a base de hierbas.

Las madres que han tenido cirugía de mama, tales como una reducción, pueden tener dificultades con el suministro si sus conductos de la leche se han cortado. En esta situación, la mujer debe hablar con su médico acerca de sus preocupaciones y trabajar con un especialista en lactancia.

Acerca de la alimentación de formula

La lactancia materna es considerada como la mejor opción nutricional para los bebés de las principales organizaciones médicas, pero no es adecuado para todas las madres. Las fórmulas infantiles preparadas comercialmente son una alternativa nutritiva de la leche materna, e incluso contienen algunas vitaminas y nutrientes que los bebés amamantados necesitan obtener de suplementos.

Fabricado bajo condiciones est√©riles, las f√≥rmulas comerciales intentan copiar la leche materna utilizando una compleja combinaci√≥n de prote√≠nas, az√ļcares, grasas y vitaminas que ser√≠a pr√°cticamente imposible crear en casa. Por lo tanto, si usted no amamanta a su beb√©, es importante que utilice s√≥lo una f√≥rmula preparada comercialmente y que no trate de crear una propia.

Además de los problemas médicos que pueden impedir la lactancia materna, para algunas mujeres, la lactancia materna puede ser demasiado difícil o estresante.

Aquí hay algunas otras razones por las que las mujeres pueden optar por alimentar con fórmula:

  • Conveniencia. Cualquiera de los padres (u otro cuidador) puede alimentar al beb√© con un biber√≥n en cualquier momento (aunque esto tambi√©n es cierto para las mujeres que bombean la leche materna). Esto permite a la madre compartir las tareas de alimentaci√≥n y ayudar a su pareja a sentirse m√°s involucrado en el proceso de alimentaci√≥n crucial y la uni√≥n que a menudo viene con √©l.
  • Flexibilidad. Una vez hechas las botellas, una madre que alimeta con f√≥rmula a su beb√© dejarlo con una pareja o cuidador y saber que la alimentaci√≥n a su peque√Īo va a ser atendida. No hay necesidad de programar el trabajo u otras obligaciones y actividades en torno al horario de alimentaci√≥n del beb√©. Y las mam√°s de f√≥rmula de lactancia no deben encontrar un lugar privado para no amamantar en p√ļblico. Sin embargo, si la madre est√° fuera de casa con el beb√©, ella tendr√° que llevar suministros para la fabricaci√≥n de botellas.
  • Tiempo y frecuencia de las tomas. Porque la f√≥rmula es menos digerible que la leche materna, los beb√©s alimentados con f√≥rmula usualmente necesitan comer con menos frecuencia que los beb√©s alimentados con leche materna.
  • Dieta. Las mujeres que optan por la alimentaci√≥n artificial no tienen que preocuparse por las cosas que comen o beben que podrian afectar a sus beb√©s.

Desafíos de la alimentación con fórmula

Al igual que con la lactancia materna, hay algunos desafíos a tener en cuenta al momento de decidir si se debe alimentar con fórmula.

Organización y preparación. Prepara la fórmula de su bebé por el agua de mezcla y la cantidad apropiada de la fórmula en polvo para lactantes. El embalaje en el lado del envase de la fórmula le dirá la cantidad a usar. Siga cuidadosamente las instrucciones. Puedes utilizar tibia (temperatura ambiente) el agua del grifo, siempre y cuando sus departamentos de salud locales y estatales la hayan marcado como segura para beber.

Si estás preocupado acerca del agua, es posible esterilizarla para matar los gérmenes. Aquí tiene como:

  • Vierte el agua del grifo fr√≠a en un vaso de agua
  • Pon una olla en el fuego a fuego medio
  • Llevar el agua asta la ebullici√≥n y dejala hervir durante un minuto
  • Dejar que el agua fr√≠a hasta que est√© a temperatura ambiente

Prueba a ver si el agua est√° lo suficientemente fr√≠a como para que tu bebe la beba hechando unas gotas de agua en el interior de su mu√Īeca. Si te pica, esta todav√≠a demasiado caliente. Una vez que el agua se haya enfriado, no dejes que repose m√°s de 30 minutos antes de a√Īadir a la f√≥rmula.

Una vez preparada, la f√≥rmula est√° lista para alimentar a su beb√© inmediatamente, y sin refrigeraci√≥n o calentamiento adicional. La f√≥rmula que se ha preparado se debe consumir o almacenar en el refrigerador durante 1 hora. Si ha estado a temperatura ambiente por m√°s de 1 hora, tiralo a la basura. Y si tu beb√© no se toma toda la f√≥rmula del biber√≥n, desecha la porci√≥n no utilizada ‚Äď no lo guardes para m√°s tarde.

La fórmula se puede preparar con anticipación (hasta 24 horas) si lo guarda en la nevera para evitar la formación de bacterias. Los envases abiertos de la fórmula ya preparada, fórmula concentrada, y la fórmula preparada a partir de concentrado también se pueden almacenar de forma segura en la nevera por 48 horas.

La falta de anticuerpos. Ninguno de los anticuerpos que se encuentran en la leche materna se encuentran en la fórmula manufacturado, lo que significa que la fórmula no proporciona al bebé con la mayor protección contra la infección y la enfermedad hace que la leche materna.

Gastos. La f√≥rmula puede salir m√°s cara . La f√≥rmula en polvo es la menos costosa, seguida del concentrado, con los alimentos listos para el consumo, siendo los m√°s caros. Y f√≥rmulas especiales (es decir, la de soja e hipoalerg√©nica) cuestan m√°s que las f√≥rmulas b√°sicas. Durante el primer a√Īo de vida, el costo de la f√≥rmula b√°sica puede correr alrededor de 1.154 ‚ā¨.

Posibilidad de producir gases y estre√Īimiento. Los beb√©s alimentados con f√≥rmula pueden tener m√°s gases y heces m√°s firmes que los beb√©s alimentados con leche materna.

No se puede igualar a la complejidad de la leche materna. Las fórmulas fabricadas todavía tienen que copiar la complejidad de la leche materna, que cambia a medida que cambian las necesidades del bebé.

Cualquiera que sea la opci√≥n nutritiva que elija, aseg√ļrate de hablar con tu m√©dico acerca de las opciones disponibles para ayudarte a tomar la decisi√≥n que sea mejor para ti y tu beb√©.

Lactancia materna versus alimentación de fórmula - Farmacia Valdovinos

Share

Deja un comentario